Contáctenos
Para cualquier tipo de consultas, no dude en escribirnos, estaremos dispuestos
a responder prontamente.

[ cerrar ventana ]
 
 
 
 
Portada Quienes Somos Servicios Legales Honorarios Preguntas Frecuentes Consultas y Contacto 25 d d 2017

Familia Chile

Hemos ideado este servicio como un proceso natural emanado de la experiencia litigiosa en los tribunales de nuestro país, y en que se definen los destinos de miles de personas y en que el conflicto permanente es una progresiva degradación del núcleo familiar que afecta principalmente a la mujer y las distintas formas en que se plantea nuestra sociedad en relación a su función, ya provenga desde el hecho de la maternidad y hasta la participación de la mujer en los roles societarios de la función propia del matrimonio, condiciones todas que a pesar de la evolución, dejan un sinnúmero de discriminaciones que deben ser abordadas con las normas de que disponemos.

Si recordamos la primera declaración de los derechos de la mujer (1791, por Olympe de Gouges) la evolución hacia una igualdad de géneros, oportunidades y tratos se ha visto soslayada siempre por la temática de la Función social de los géneros, y que deriva necesariamente en desequilibrios más o menos evidentes, desde las presunciones meramente legales hasta los maltratos expresos, y que se pueden resumir en ciertas discriminaciones legales dirigidas hacia la mujer, las cuales fuera de las clásicas discriminaciones por todos conocidas, como son, la discriminación en cuanto a los sueldos, cargos, rangos, requisitos de ingreso al mundo laboral, etc., existen otras más ocultas y que se encuentran en el ámbito del derecho de familia, que es nuestra especialidad, y que se pueden resumir en:

  1. Presunciones Legales: Presunciones legales que establecen determinados derechos en beneficio del hombre, por defecto. (Por ejemplo, que la mujer divorciada deba esperar 270 días para volver a casarse, no así el hombre)

  2. Derechos asimétricos con la realidad: Sobrecargo en la articulación de gestiones familiares con cargas laborales. (Por ejemplo, el beneficio de la compensación económica para la mujer que no trabajó en el matrimonio en detrimento de la que sí trabajó y además debió cuidar a sus hijos)

  3. Disfunción en los efectos de los regímenes societarios del Matrimonio: Falta de equiparidad en la administración de Bienes Societarios. (Por ejemplo, de la sociedad conyugal. La Sanción a la mala administración por parte del marido es prácticamente nula)

  4. Defectos legales producto de defectos sociológicos: Las autorizaciones de administración de Bienes propios por parte del marido. (Presunciones que entorpecen por ejemplo que una mujer obtenga subsidio habitacional si habiendo estado casada la obtuvo su marido)

  5. Limitaciones a la libertad ambulatoria: Las dificultades para ejercer el derecho de libertad ambulatorio con los hijos hacia el extranjero. (por ejemplo, para el caso de la salida del país de los menores, cuando los padres viven separados)

  6. La violencia contra la mujer, y la inexistencia de la Indemnización pecuniaria por ello: La Violencia contra la mujer. (La inoperancia de las reglas protectivas al respecto, la sobrevaloración de la soluciones penales. La inexistencia de normas expresas que hagan permisible la INDEMNIZACIÓN DE LOS PERJUICIOS EMANADOS DE LA CONDUCTA VIOLENTA QUE NO HACE POSIBLE QUE EN EL JUICIO DE VIF SE TRATE DIRECTAMENTE ESE DERECHO, que hasta la fecha no se encuentra discutido en nuestra legislación)

  7. La Filiación y sus defectos: Se afectan las decisiones de una mujer de efectuar una vida que se desarrolle sin la necesidad de vincularse matrimonialmente. Como ejemplo tenemos que la ley de Adopción, para aquellas mujeres que optan por adoptar, impone como condición el matrimonio, requisitos de edad y otros que vulneran la edad fértil de la mujer para reproducirse o para optar por no hacerlo. Las personas no casadas tienen escasas posibilidades de adoptar.

  8. Vigencia del matrimonio: La falta de preparación de la mujer para enfrentar los derechos y deberes que acarrea el matrimonio hace que muchas veces, por enamoramiento u otro factor, no regule anticipadamente los efectos de las relaciones maritales. Nosotros recomendamos regular dichos derechos y deberes mediante las Capitulaciones Matrimoniales pues implican anticipar ese desequilibrio que tiende a producirse en des - beneficio de la mujer como producto de la vigencia del matrimonio.

 
 
Santiago
Dr Sótero del Río N° 508, oficina 618.
(Catedral con Teatinos) Metro Plaza de Armas.
Fono: (02) 662 1388
E-mail: info@familiachile.cl